jueves, 27 de agosto de 2009

STABAT MATER, DE ANTONÍN DVORÁK


Una auténtica Obra Maestra, increíblemente poco conocida a pesar de su belleza y calidad. El Stabat Mater de Antonín Dvorák sorprende por su autor, a quien se conoce más por sus obras sinfónicas o de cámara. El impacto emocional que produce la audición de esta música pocas veces podrá compararse... y no es una exageración. Una sola audición basta para comprobarlo.

En este blog ya se había mostrado esta maravillosa obra. La presenté con esta pequeña introducción hace ya algunos años:

Antonín Dvorák es conocido sobre todo por sus sinfonías, su concierto para cello, su música de cámara... pero increíblemente se deja de lado una de las obras sinfónico-corales más bellas del siglo XIX, su Stabat Mater, Op. 58, para cuarteto de voces solistas, coro y orquesta.

Dvorák compuso esta partitura entre 1876 y 1877, influenciado por aciagos eventos familiares: en menos de dos años sus tres pequeños hijos fallecieron, causando desde luego un inmenso dolor en el músico y su esposa, cuyo sufrimiento es reflejado en los pentagramas de esta obra, especialmente en el primer movimiento. De hecho, es la figura de su esposa la que inspira a Dvorák, pues los versos (texto medieval del siglo XIII, cuyo autor es probablemente el poeta italiano Jacopone da Todi o San Bonaventura) se prestan perfectamente para la penosa situación que atravesaba.

La música es de carácter dramático, de profundo lirismo y melancolía; sin embargo, a pesar de estar influenciada por los cánones operísticos, no se desborda, se contiene con elegancia y sorprendentemente termina en forma esperanzadora, con una luz que ilumina la parte final, para concluir plácidamente.


Ante pedidos para reponer una muestra de esta obra, con todo gusto les dejo la misma interpretación, a cargo de Mariana Zvetkova (soprano), Ruxandra Donose (contralto), Johan Botha (tenor), Roberto Scandiuzzi (bajo), los coros de la Ópera de Dresden, la Staatskapelle Dresden, y la dirección de Giuseppe Sinopoli.

Esta vez, en formato de audio diferente y con mejor calidad; además de algunas imágenes. Les aseguro que se sorprenderán con este desconocido Dvorák.

DESCARGAR AQUÍ:

7 Comentarios:

A la/s 4:34 p. m., agosto 27, 2009, Anonymous Anónimo dijo...

Thanx matey, i really appreciate it
cheers
Barƒly

 
A la/s 1:45 a. m., agosto 30, 2009, Blogger crab9 dijo...

Many thanks.

 
A la/s 12:16 p. m., setiembre 02, 2009, Blogger dgg32 dijo...

Nice to have it. But could you please upload it in FLAC or wv format? Thanks!

 
A la/s 3:35 p. m., setiembre 06, 2009, Blogger Gonzalo Huertas dijo...

Felicitaciones por la música... te envio un link de la Misa Solemnis de Beethoven que espero sea de utilidad http://www.taringa.net/posts/musica/870400/Beethoven---La-Missa-solemnis-y-La-Misa-en-Do-mayor.html

 
A la/s 8:29 p. m., setiembre 11, 2009, Anonymous Pepe Toño dijo...

Verdaderamente me sorprendio... la pieza es muy bella y de un contenido espiritual muy potetente. Esta obra ante la sinfonia del nuevo mundo, es sin duda una joyita musical.
Excelente aporte!!!

 
A la/s 7:17 p. m., octubre 08, 2009, Blogger Gonzalo Tello dijo...

wowww!!! no dejes de postear!! pon mas musica!

 
A la/s 6:28 p. m., febrero 16, 2010, Blogger Pablo dijo...

Muchas gracias!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal