viernes, 13 de febrero de 2009

El Brahms de Giulini


Me he referido ya al gran Carlo María Giulini como intérprete de la música de Johannes Brahms. En anteriores entregas pueden encontrar la Primera Sinfonía con los Wiener Philharmoniker y la Cuarta con la Chicago Symphony, ambas excelentes versiones de tales monumentos sinfónicos.

En esta ocasión es el turno de las sinfonías intermedias, la número 2 en re mayor op. 73 y la número 3 en fa mayor op. 90; del ciclo con la Filarmónica de Viena que grabó el maestro italiano hacia el final de su carrera.

Los tempos lentos, usuales en Giulini, son la característica de estas interpretaciones, pero también lo es la profundidad y detallismo en la exposición de la música, de un modo que causa en el oyente una total compenetración con el mensaje sonoro brahmsiano. No se trata sólo de que Giulini "vaya lento" (en cuyo caso podríamos compararlo con Celibidache cuando abordó el mismo repertorio), sino que es su particular estilo de resaltar los contracantos, abrir las melodías a todo su esplendor y belleza, así como darnos todos los detalles, lo que se impone. En ningún momento se pierde el interés ante tal impacto sonoro que consigue el director con esa maravillosa orquesta.


Para la Segunda Sinfonía de Brahms el estilo de Giulini es más que adecuado, sin tomarse prisas y mostrándonos con absoluta claridad el complejo entramado que existe en el primer movimiento, que sólo aparentemente es simple y "bonito". Tal vez para el Finale estaría mejor acelerar a la orquesta (como Karajan), pero en lugar de algún desborde, tenemos una brillantez controlada, con la alegría de este final mostrada con elegancia.


La única palabra que se puede utilizar para la interpretación de Giulini de la Sinfonía en fa mayor es... Poesía. La música es bordada por el director, con una belleza en grado sumo que nos ofrece una Filarmónica de Viena en estado de gracia. Atención con ese inicio del segundo movimiento... pocas veces unas maderas han sonado así, pocas veces estos temas brahmsianos han sido tan bellamente "cantados". El famoso Poco Allegretto (tan maltratado, tan venido a menos por el abuso del que ha sido objeto en arreglos y desarreglos, además de interpretaciones vacías) adquiere aquí todo su profundo significado por medio de ese lirismo nostálgico tan particular de Brahms. Uno casi puede sentirse transportado durante la mayor parte de esta obra... hasta que Giulini nos enfrenta a todo el poder desatado en el movimiento final. Escuchen esos metales oscuros y ominosos, esas cuerdas desenfrenadas, esas maderas casi chirriantes. Y de nuevo al final... poesía, poesía pura que nos regaló Brahms en un final tan inesperado y mágico para una sinfonía del romanticismo y que Giulini nos ofrece en tan conmovedora forma.

Disfruten:

4 Comentarios:

A la/s 6:19 p. m., febrero 13, 2009, Blogger OPERMUSIK dijo...

Siento gran respeto por este gran director italiano. El era un hombre muy sencillo, el mismo decía de su carrera que en un principio en la orquesta en la cual el tocaba no había director, así entonces como alguien tenia que hacer ese trabajo el lo comenzó a hacer, así de simple.
Siento mucha admiración por su versión del Requiem de Verdi hecha para EMI.
En fin un gran maestro lastima que ya no este, pero aun tenemos sus trabajos discográficos y gracias por compartirlos.

Saludos cordiales.

 
A la/s 12:25 p. m., febrero 15, 2009, Anonymous viva Brahms dijo...

Antetodo, muchas gracias por tus magníficas aportaciones.
La versión de Giulini de las sinfonías de Brahms es magnífica. ¿Serías tan amable de subir la 4a?. Ya sé que lo hiciste hace dos años, pero aquellos enlaces estan rotos (y, además, la orquesta era la Chicago Symphony Orchestra). Te lo agradecería mucho.
Gracias de nuevo.
Un saludo.

 
A la/s 12:23 a. m., enero 21, 2012, Blogger Augusto Corona dijo...

Carlos Burga, un saludo para usted desde México.

En su blog he encontrado grabaciones magníficas que mucho le agradezco haya usted compartido. En cuanto a las sinfonías 2a y 3a de Brahms, muy estimadas por mí, por desdicha ya no están disponibles los archivos. Ojalá pudiera usted reponerlos.

 
A la/s 8:46 a. m., enero 25, 2012, Blogger Carlos Burga dijo...

Estimado Augusto:
No había reparado en que los archivos de rapidshare ya no están disponibles; con la crisis por la que pasa el internet y el intercambio de cultura actualmente, es muy difícil poder compartir en estos días. Pero deme un tiempo para recuperar estos archivos, y en mejor formato, para que pueda apreciarlos. Muchas gracias por su visita y su mensaje.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal